Inicio Pontevedra El área de Pontevedra plantea que MIR de 4º año pasen consulta...

El área de Pontevedra plantea que MIR de 4º año pasen consulta con supervisión y por 1.950 euros adicionales al mes

El Sergas defiende la legalidad de la medida, pero García Comesaña advierte que aún “no está cerrado”

PONTEVEDRA, 18 (EUROPA PRESS)

El área sanitaria de Pontevedra-O Salnés, ante la “dificultad en la cobertura de plazas” de facultativos, planea echar mano de médicos internos residentes (MIR) de cuarto año para que puedan pasar consulta en un punto de atención continuada (PAC) y un centro de salud, “siempre” con supervisión de un tutor o colaborador y por 1.950 euros al mes adicionales a su salario.

Así lo asegura la Consellería de Sanidade a una consulta de Europa Press, después de que la Asociación Galega de Medicina Familiar e Comunitaria (Agamfec) emitiese un comunicado en el que denuncia que el Servizo Galego de Saúde (Sergas) contratará residentes en formación “para cubrir plazas de personal sanitario estatutario”, una “maniobra” que este colectivo asegura que es “contraria” a la legislación vigente.

En cambio, la Consellería defiende la medida y asegura que ya en verano de 2022, también en el área de Pontevedra, se habilitaron “medidas extraordinarias” para que los MIR de último año de formación “colaborara con la autonomía que permite su programa formativo”, en este caso a través de guardias en los PAC “acompañados siempre de otro personal médico”.

“Su programa formativo contempla la posibilidad de que estos residentes puedan tener agendas propias en los últimos meses de residencia, a petición propia y con un informe favorable de la comisión de docencia”, insiste el departamento dirigido por Julio García Comesaña.

De hecho, Sanidade asegura que el Ministerio de Sanidad, ante el escrito presentado por un residente disconforme con esta medida, le respondió que el refuerzo de PAC con MIR de 4º año sin presencia física del tutor “no atentaría en principio con la legislación actualmente en vigor”, puesto que la supervisión ‘in situ’ solo es obligatoria en el primer año, tal y como lo establece el Real Decreto 183/2008 en su artículo 15.

El departamento sanitario de la Xunta reitera que la actual “situación de déficit de especialistas” en Medicina Familiar y Comunitaria “obliga a no desechar ninguna opción que esté amparada por la normativa”. No en vano, también denuncia “el abandono” por parte del Gobierno de España “de sus competencias exclusivas sobre el sistema formativo” en sanidad, por lo que el Sergas busca “todas las herramientas legalmente viables”.

Por eso, entre otras medidas, Sanidade defiende que se ensayó en 2022 una fórmula de provisión de plazas de difícil cobertura en Atención Primaria para dar plazas fijas de facultativos a través de concurso de méritos, sin oposición. Se trata de un sistema que la Consellería, ya avanza, “será reiterado este año” con la posibilidad de que participen los MIR incluso antes de terminar su formación.

COMESAÑA AVISA QUE NO ESTÁ CERRADO

Sobre esta misma cuestión ha respondido este mismo miércoles durante una visita a Pontevedra el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, quien ha justificado la medida en que hay “pocos” médicos de familia, igual que “en todo el Estado”.

Así, como “algunos de ellos” van a acabar en mayo su formación y manifestaron “que quieren trabajar” en PAC, les pidieron que “en esos últimos meses refuercen las guardias” en los puntos de atención continuada “donde tendría que haber tres médicos y hay dos”. El tercero que falta “puede ser un MIR”, ha asegurado.

En cualquier caso, Comesaña ha advertido que fue una medida “que se planteó ayer” pero que “no está cerrado” y que, en ningún caso, implicará “contratar médicos sin esa especialidad”.

AGAMFEC DICE QUE ES “CONTRARIA” A LA LEGISLACIÓN

Precisamente sobre este tema, la Asociación Galega de Medicina Familiar e Comunitaria denunciaba esta “maniobra” del Sergas que, según este colectivo, es “contraria” a la legislación vigente. Se trata de una práctica que la administración sanitaria ya intentó “antes en toda la Comunidad”, tal y como afea Agamfec, y que “fue bloqueado por las denuncias hechas”.

Esta asociación advierte que los residentes en formación “no pueden ser empleados como mano de obra para suplir la ineficiencia y falta de previsión” de los gestores sanitarios. “Para conseguir una asistencia de calidad no se pueden tomar atajos y mucho menos saltarse algo tan fundamental como la formación de nuestros futuros profesionales”, subraya Agamfec, para solicitar la retirada “de modo inmediato” de esta medida.


- Te recomendamos -