Inicio Pontevedra Abel Caballero, sobre las quejas de vecinos por el ruido: “No van...

Abel Caballero, sobre las quejas de vecinos por el ruido: “No van a conseguir frenar la Navidad de Vigo”

Marea de Vigo critica que el alcalde apunte como “enemigos de la ciudad” a cualquiera que pretenda hacer las fiestas más sostenibles

VIGO, 28 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha salido este lunes al paso sobre las quejas de vecinos de la zona centro de la ciudad por el ruido generado por la celebración de la Navidad.

Preguntado en rueda de prensa, después de que se hayan recogido ya más de 1.800 firmas en protesta, Caballero ha cargado contra la oposición, asegurando que a quien no le gusta la Navidad es tanto al Partido Popular como al Bloque Nacionalista Galego (BNG).

“Da igual las extensiones que use el PP y el BNG. Nos da exactamente igual. No van a conseguir frenar ni un minuto la Navidad de Vigo”, ha reivindicado el regidor olívico.

Abel Caballero ha indicado que las fiestas llenan los hoteles y los restaurantes de la ciudad y que, a su juicio, los vigueses están “absolutamente encantados”, tachando de “apéndices del PP y del Bloque” a los protestantes.

“El año que viene habrá todavía más y mejor Navidad en Vigo y aún vendrá más gente que este año”, ha sentenciado Caballero, tras informar de que la ocupación hotelera de este fin de semana rozó el lleno, superando el 94%.

Precisamente este lunes, Marea de Vigo ha exigido al Ayuntamiento que haga público si fueron realizadas mediciones acústicas para la instalación del mercadillo, la noria y las atracciones en la zona del Arenal y en la Plaza de Compostela como indicaba el informe técnico municipal.

Marea de Vigo considera “ridículo” que cualquier intento de grupos políticos de la oposición, vecinos afectados o colectivos de la ciudad de hacer una campaña de Navidad sostenible con la vida y la movilidad de los que viven todo el año en Vigo sea señalado por Abel Caballero como “una campaña de enemigos de la ciudad o de la Navidad”, por lo que ha pedido “política de personas maduras y sensatas” porque la urbe “no es un centro recreativo y de ocio ni cortijo de nadie”.


- Te recomendamos -