Inicio Pontevedra La reserva de agua en los embalses gallegos continúa su descenso y...

La reserva de agua en los embalses gallegos continúa su descenso y se sitúa en el 52,6% de su capacidad

VIGO, 9 (EUROPA PRESS)

La reserva de agua de los embalses gallegos continúa descendiendo debido a la escasez de precipitaciones en las últimas semanas, hasta situarse en el 52,58% de su capacidad, con 1.953 hectómetros cúbicos.

De esta manera, este dato sitúa a los embalses de la Comunidad con un porcentaje de agua casi 16 puntos inferior al de la media de la última década y casi 3 puntos menos que el año pasado.

En concreto, según datos publicados este martes por el Ministerio para la Transición Ecológica, recogidos por Europa Press, Galicia cuenta con 1.529 hectómetros cúbicos de agua embalsada en la cuenca Miño-Sil, que está a un 50,4% de su capacidad.

Por su parte, la cuenca Galicia-Costa dispone de 424 hectómetros cúbicos de agua embalsada, lo que supone un 61,2% del total que puede almacenar.

Pese a esta situación, la Comunidad dispone de agua embalsada por encima de la media nacional. En el total de España, la reserva hídrica ha caído por debajo del 40% esta semana en la que ha perdido 693 hectómetros cúbicos, lo que representa el 1,2 por ciento del total, por lo que los embalses están al 39,2% de su capacidad de media.

En este momento los embalses guardan 10.969 hectómetros cúbicos menos que la media del decenio, lo que representa un 33,54% menos y un 17,34% menos que en las misma fecha del año pasado, cuando contaban con 4.558 hectómetros cúbicos menos.

Habría que remontarse hasta 1995, hace 27 años, para encontrar en esta semana del año –la número 32– un peor dato en los embalses. Según datos facilitados por el Ministerio para la Transición Ecológica a Europa Press en aquel año la reserva estaba al 31,03% en estas mismas fechas. Aquellos años España vivía una pertinaz sequía y en los dos años previos, en esta semana 32 los embalses estaban al 40,57% en 1994 y al 40,91% en 1993.

Esta semana las precipitaciones fueron escasas en la vertiente Mediterránea aunque afectaron a la vertiente atlántica. La máxima se contabilizado en Valladolid, con 18,7 litros por metro cuadrado.


- Te recomendamos -