Inicio Pontevedra La Policía Local de Pontevedra reduce con un espray a un hombre...

La Policía Local de Pontevedra reduce con un espray a un hombre armado con una navaja que agredió a su pareja y su hija

PONTEVEDRA, 28 (EUROPA PRESS)

La Policía Local de Pontevedra ha detenido a un joven de 22 años por un presunto delito de violencia de género y atentado contra un agente de la autoridad. El joven amenazó a los agentes con una navaja en varias ocasiones y, previamente, había empujado a su pareja y a su hija mientras impedía que estas accedieran a su domicilio habitual.

Según ha informado la Policía Local de Pontevedra, el suceso tuvo lugar sobre las 00,30 horas del pasado 22 de julio. Los agentes acudieron a un domicilio particular después de recibir el requerimiento de una mujer alertando de que su pareja no le permitía entrar en su casa. En ese momento estaba con su hija de dos años de edad.

La mujer relató a los agentes que ella, su pareja y la niña habían acudido a un cumpleaños, que discutieron en algún momento y, al regresar al edificio, el hombre no permitió su entrada en la vivienda. Varios testigos añadieron que después de la discusión el hombre tenía en brazos a la menor, se la entregó a la madre de manera violenta y las empujó a ambas. Otra testigo aseguró a los policías que los maltratos hacia la mujer eran frecuentes.

Cuando los agentes estaban recopilando estos datos, tanto a la víctima como a los testigos, el joven bajó del domicilio, siendo apartado por uno de los agentes para poder entrevistarlo aparte, a lo que el joven con “graves insultos”.

La Policía Local apunta que este hombre se comportaba “de manera violenta y con gritos” y que regresó a su casa para volver junto a los agentes “esgrimiendo una navaja” con la que les amenazó, además de decir: “A ver quién es el que sube aquí”.

Este individuo hizo caso omiso a las peticiones de los municipales para que soltase el arma y llegó a amagar con autolesionarse poniéndose la navaja en el cuello.

Según el relato policial, volvió a amenazar a los agentes, que indicaron que el hombre llegó a apuntarles con la navaja a escasos 20 centímetros, momento en el que uno de los policías hizo uso del espray, para después lograr reducirlo, con lo que la navaja cayó al suelo y se procedió a la detención del individuo.


- Te recomendamos -