Inicio Pontevedra Acepta dos años de cárcel un vigués que acuchilló a su hija...

Acepta dos años de cárcel un vigués que acuchilló a su hija en legítima defensa

El ingreso en prisión queda suspendido a condición de que no delinca, y no podrá acercarse a la víctima en 5 años

VIGO, 12 (EUROPA PRESS)

Un vecino de Vigo, Andrés Jaime L.V., ha aceptado este martes la pena de 2 años de prisión tras reconocer ser autor de un delito de homicidio en grado de tentativa, por haber acuchillado a su hija, con la que mantenía una relación conflictiva debido a las adicciones de ella, y se le ha aplicado la eximente incompleta de legítima defensa.

Así se recoge en la sentencia dictada ‘in voce’ por la sección quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, en una vista de conformidad celebrada en la ciudad olívica, en la que también se ha acordado la suspensión de la ejecución de la pena durante tres años, con la condición de que el procesado no delinca en ese tiempo.

El hombre ha reconocido los hechos por los que venía siendo acusado por la Fiscalía, que sostiene que el 8 de noviembre de 2021, la hija pidió dinero al padre para sufragarse la compra de sustancias estupefacientes y, ante la negativa del acusado, la mujer comenzó a increparle, a empujarle y a romper objetos de la vivienda familiar mientras gritaba.

En un momento determinado, el hombre se hizo con un cuchillo de 40 centímetros de hoja, y se lo clavó a su hija en el costado izquierdo, causándole heridas graves.

Por estos hechos, considera al procesado autor de un delito de tentativa de homicidio. No obstante, recoge en su escrito que el hombre actuó para defenderse de su hija, con la que mantenía una convivencia muy conflictiva debido a las adicciones de ella, aunque lo hizo de forma desproporcionada al usar un cuchillo.

VISTA DE CONFORMIDAD

Así, en la vista de conformidad celebrada este martes, Andrés Jaime L.V. ha reconocido esos hechos y aceptado los 2 años de prisión, así como la prohibición de comunicarse con su hija o acercarse a menos de 300 metros de ella por un período de 5 años.

Además de la eximente incompleta de legítima defensa, se le ha aplicado la agravante de parentesco y la atenuante de confesión, ya que el hombre reconoció que había atacado con un cuchillo a su hija en cuanto fue preguntado por los agentes de Policía que acudieron al lugar del suceso.


- Te recomendamos -