Inicio Pontevedra La Fiscalía pide la absolución para un recluso de A Lama acusado...

La Fiscalía pide la absolución para un recluso de A Lama acusado de agredir sexualmente a otro preso

PONTEVEDRA, 26 (EUROPA PRESS)

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha celebrado este jueves un juicio contra un preso de la cárcel de A Lama (Pontevedra) acusado de agredir sexualmente en dos ocasiones a otro recluso del mismo centro penitenciario.

El Fiscal ha pedido una sentencia absolutoria para el acusado ante las “dudas razonables” que le ofrece el relato de los hechos de la presunta víctima, pero también ha elevado a definitiva su petición inicial de penas por la que solicita más de 31 años de cárcel por la supuesta comisión de un delito continuado de abusos sexuales y dos delitos de agresión sexual, además de un delito leve de lesiones, por si el tribunal “en un estudio más exhaustivo” llega a otras conclusiones.

El acusado se ha declarado inocente y ha negado todos los hechos, asegurando que las dos relaciones sexuales que mantuvieron fueron “consentidas y con preservativos” y que el otro preso actúa “por el dinero”.

Según se ha explicado durante la vista oral, el acusado, condenado ya en 2014 a 9 años de cárcel por agresión sexual, coincidió en A Lama al menos durante los meses de septiembre y octubre de 2018 con otro interno, que tiene una “inteligencia límite” con rasgos de personalidad de tipo esquizoide.

La supuesta víctima declaró a puerta cerrada que en más de 30 ocasiones el acusado se subió encima de él y sin su consentimiento lo mordisqueaba en una oreja, al tiempo que le metía la mano por debajo del pantalón y le tocaba los glúteos y los genitales.

Estos comportamientos se habrían producido cuando salían al patio de la prisión con el resto de los reclusos, sin embargo, el funcionario de A Lama que acudió como testigo afirmó que él no vio nada de eso y tampoco se aportaron pruebas posibles como las imágenes de las cámaras de seguridad o los testimonios del resto de presos que se encontraban en ese patio.

El denunciante también dijo que accedió a mantener una primera relación sexual porque estaba atemorizado ante la posibilidad de quedar sin las salidas de permisos, una circunstancia que el acusado rechaza.

En cuanto al segundo encuentro sexual, el denunciante afirma que esa vez se resistió, por lo que el acusado lo golpeó en el muslo. Sin embargo la forense que declaró durante el juicio ha destacado que “los hematomas que presenta no se corresponden con el día de la supuesta agresión” ya que se habrían producido entre 5 y 14 días antes, ni tampoco presenta desgarro o lesiones que acrediten dicha resistencia a la penetración anal.

El acusado declaró ante el tribunal que su compañero le pedía que le comprase en el economato de la prisión “cafés, donuts y tarjetas telefónicas” y que él “tenía que acceder” ya que “me amenazaba que si no le compraba cosas me iba a denunciar por violación”. Añadió que en aquella época pesaba mucho menos que su compañero, que estaba recibiendo medicación para la ansiedad y que la discapacidad física que padece le impediría actuar por la fuerza contra la supuesta víctima “él puede conmigo”.

“Los compañeros del módulo me decían que no estuviera con él porque era problemático pero yo les decía que hay que dar una oportunidad a las personas”, declaró el acusado.

El Fiscal ha concluido que, ante la falta de pruebas objetivas para mantener la acusación, la declaración exclusiva de la supuesta víctima debería presentar ausencia de incredibilidad subjetiva, verosimilitud y persistencia en la incriminación.

Sin embargo, para el representante del Ministerio Público en este caso no se cumplen ninguno de estos tres parámetros y también ha destacado las contradicciones existentes en el relato de los hechos que hace el denunciante.

“Ante una petición de pena tan grave y existiendo dudas tan razonables entendemos que debe concluirse en una sentencia absolutoria”, ha afirmado el Fiscal antes de justificar que no retira su acusación por si el tribunal “en un estudio más exhaustivo” llega a otras conclusiones. El juicio ha quedado visto para sentencia.


- Te recomendamos -