Inicio Pontevedra Condenan a una multa de 180 euros al trabajador de Ence que...

Condenan a una multa de 180 euros al trabajador de Ence que pateó el vehículo del alcalde de Pontevedra

Asegura que no se arrepiente “de nada”, alega que no mandaron “a nadie al sanatorio” y que “el coche no tenía ningún daño”

PONTEVEDRA, 5 (EUROPA PRESS)

La Sección Cuarta de la Audiencia de Pontevedra ha condenado a abonar una multa de 180 euros en conformidad a Ramiro Cerdeira Portela, el trabajador de Ence acusado de un delito de atentado contra el alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, por haber pateado su vehículo.

El acuerdo de conformidad supone que el acusado admite la autoría de los hechos a cambio de una rebaja en la petición inicial de penas que era de un año de prisión y una multa de 1.470 euros y que finalmente, queda en un mes de multa con una cuota diaria seis euros, lo que supone un total 180 euros. Además el acuerdo queda condicionado a que no delinca en los próximos seis meses. “Tengo que estar tranquilo y relajado”, comentó el procesado.

Ramiro Cerdeira, viviblemente emocionado, ha explicado a la salida de la Audiencia que “al final” les “hicieron una propuesta”. “Entre mi abogado y yo lo hablamos y decidimos que íbamos a aceptar”, ha abundado. “Tengo clarísimo que vamos a seguir defendiendo nuestros puestos de trabajo, los de mis compañeros y el mío, el pan de mis hijos. Que gracias a esta fábrica vivimos mucha gente”, ha señalado.

Los hechos objeto de esta causa tuvieron lugar en marzo de 2021 durante el encierro de un grupo de trabajadores de la fábrica de Lourizán en el Ayuntamiento de Pontevedra. El escrito de acusación de la Fiscalía relata que cuando el regidor y varios concejales salían de las dependencias municipales, el encausado “intentó abalanzarse sobre el teniente de alcalde, siéndole impedido por los agentes policiales”.

Añade el Ministerio Público que cuando Fernández Lores salía del aparcamiento al volante de su vehículo particular, lo hizo protegido por otro cordón policial, ya que los trabajadores “le impedían, con gritos e insultos, la salida”, destacando al acusado en este comportamiento y señalando que “llegó a dar dos patadas al vehículo del alcalde, que no sufrió desperfectos”. Según la Fiscalía, realizó estos actos “despreciando el principio de autoridad”.

Este delegado de Comisiones Obreras en Ence ha apuntado que ha defendido ante el tribunal provincial que “no” es “ningún delincuente”. “Y no le hice mal a nadie”, ha indicado, para explicar que aquel día realizaron “una concentración” por su “conflicto laboral”.

Preguntado por los periodistas sobre si se arrepentía de lo sucedido, Ramiro Cerdeira ha asegurado: “Yo no le hice mal a nadie, no me arrepiento de nada”. Y ha precisado que “ni” mandaron “a nadie al sanatorio” ni le dio “una patada a nadie, nada”. “Y el coche no tenía ningún daño”, ha concluido.

CONCENTRACIÓN DE APOYO

En el exterior de la Audiencia de Pontevedra se concentró este jueves un centenar de personas, entre delegados de Comisiones Obreras y operarios de la fábrica de Ence, que acudieron al Palacio de Justicia a expresar su apoyo al compañero encausado. “Estoy muy agradecido con todos y veo que soy una persona apoyada”, ha respondido el procesado.

Entre las personas que se concentraron ante la Audiencia se encontraba la secretaría xeral de Comisiones Obreras en Galicia, Amelia Pérez Álvarez. “Es lamentable que tengamos que estar aquí hoy cuando lo único que hacemos las organizaciones sindicales es defender los puestos de trabajo”, ha señalado.

Amelia Pérez también ha añadido que le parece “lamentable que una autoridad pública monte este numerito con estas denuncias” y ha relacionado este caso con el incidente ocurrido en Ourense entre el alcalde de la ciudad de As Burgas, Gonzalo Jácome, con otra sindicalista. “No vamos a tolerar ni vamos a normalizar que se criminalicen nuestras actuaciones”, ha remachado la líder de Comisiones Obreras en Galicia.

Por su parte, la presidenta del Comité de Oficinas Centrales de la fábrica de Ence en Pontevedra, Ana Cedeira, ha afirmado que están “sufriendo ataques constantemente por parte del Ayuntamiento de Pontevedra y del Gobierno central” y ha criticado al alcalde porque “ni se ha dignado en dar la cara y venir aquí” y haciendo hincapié en que van a seguir con sus movilizaciones “por muchas actuaciones barriobajeras que haga Lores y compañía”.

La próxima protesta será una marcha convocada para el 27 de mayo al Puerto de Marín para agradecer a la Autoridad Portuaria que promueva la adscripción de los terrenos que ocupa Ence que permitiría, según argumentan, la continuidad de la fábrica pese a una sentencia en contra.


- Te recomendamos -