Inicio Pontevedra El informe de Lazarus concluye que el disco duro de Déborah Fernández...

El informe de Lazarus concluye que el disco duro de Déborah Fernández fue manipulado tras ser recogido por la Policía

VIGO, 4 (EUROPA PRESS)

El informe pericial encargado a Lazarus Technology sobre el disco duro del ordenador que perteneció a Déborah Fernández-Cervera (la joven viguesa que desapareció en Vigo en 2002 y cuyo cadáver fue localizado diez días después, rodeado de pistas falsas) concluye que el dispositivo fue manipulado con posterioridad a su recogida por parte de la Policía Nacional.

Así figura en dicho informe, que ya ha sido trasladado al juzgado de instrucción número 2 de Tui (Pontevedra), y cuya titular ha accedido a la petición de la familia de la joven de citar a declarar a los peritos que lo elaboraron.

Los expertos, que ya avanzaron hace meses que el disco duro había sido manipulado, concluyen que “se puede descartar que las manipulaciones recogidas en el informe anterior y la que figura identificada respecto a los ficheros aportados en el DVD, se haya producido de manera previa a la entrega del dispositivo a los agentes, descartando la manipulación previa a la entrega”.

Esto quiere decir que sitúan esa manipulación a partir de 2006, cuando la familia entregó el disco duro a un agente de la Policía Nacional que se lo requirió. Ese disco estuvo bajo custodia policial hasta 2019, cuando se reabrió el caso y fue remitido al juzgado.

Precisamente, al intentar poner en marcha de nuevo el disco duro en el juzgado, éste sufrió daños irreparables, y finalmente, a instancias de la familia de Déborah, fue enviado a los expertos de Lazarus para intentar obtener alguna información.

Pese a la imposibilidad de sacar datos del dispositivo, los peritos sí han podido concluir que ha sido manipulado por alguien experto, en algún momento después de ser entregado a la Policía. “Las fechas están alteradas con posterioridad a la recogida del dispositivo”, señalan los expertos en su informe.

La familia, que ha denunciado repetidamente las “negligencias” durante los primeros años de investigación, solicitará que se abra una pieza separada en el juzgado para esclarecer lo ocurrido con el ordenador de Déborah, y seguirá trabajando para demostrar “otras manipulaciones”, como la que se produjo con un listado de llamadas telefónicas del móvil de la víctima, donde aparecen 28 huecos.

El pasado sábado 30 de abril, al cumplirse 20 años desde la desaparición de la chica, el caso ha prescrito en lo que respecta a posibles diligencias sobre otros sospechosos, de manera que solo se mantendrán las actuaciones con respecto al exnovio de Déborah, Pablo P.S-L., el único investigado. La familia pedirá que se abra juicio oral contra él.


- Te recomendamos -