Inicio Pontevedra Detenido en Vigo un menor por agredir a su madre, que tuvo...

Detenido en Vigo un menor por agredir a su madre, que tuvo que encerrarse en una habitación para pedir ayuda

VIGO, 26 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Policía Local de Vigo han detenido a un menor, un joven de 17 años, como presunto autor de un delito de violencia en el ámbito familiar, por haber agredido supuestamente a su madre, que tuvo que refugiarse en una habitación para pedir ayuda.

Según han informado fuentes policiales, los hechos ocurrieron a primera hora de la tarde del pasado viernes, cuando la víctima llamó a la Policía Local de Pontevedra para informar de que estaba encerrada en una habitación por miedo a su hijo, que la acababa de agredir, en la calle Ramón Nieto de Vigo, aunque sin facilitar ningún número del inmueble.

La Policía Local de Pontevedra contactó entonces con el 092 de Vigo y facilitó el número de teléfono de la requirente, pero al contactar los agentes, la llamada fue atendida por un varón que colgó de inmediato.

Los agentes realizaron gestiones y averiguaron a través de los servicios informáticos la identidad del titular de la línea y el domicilio, hacia donde se dirigieron de inmediato. Al llegar a la vivienda, se encontraron con la mujer, en estado muy alterado, y con el supuesto agresor, su hijo, en actitud violenta; asimismo, al domicilio se habían desplazado los padres de la mujer, a los que ella misma había alertado pidiendo ayuda.

La madre relató a los policías que vive con su hijo desde hace un año en ese domicilio, después de que el menor hubiera estado 2 meses internado en un centro, y que esa mañana habían mantenido una discusión por una cuestión menor, durante la cual su hijo le había exigido cierta cantidad de dinero.

En el transcurso de la riña, el joven mostró una actitud muy violenta hacia su madre, insultándola y agarrándola por los brazos para zarandearla. Ella logró zafarse y, temiendo por su integridad física, se escondió en una de las habitaciones, desde donde llamó a sus padres.

La mujer explicó a los agentes que su hijo comenzó a golpear fuertemente la puerta del dormitorio, hasta que consiguió arrancarla del marco, y volvió a agredirla y zarandearla, tirándola sobre la cama.

Según su relato, su hijo ya la había agredido en anteriores ocasiones, aunque no había presentado denuncia. En ese momento, pidió a los policías que se lo llevaran, dado que era “incapaz de controlarlo” y temía por su integridad.

Los funcionarios de la Policía Local procedieron a la detención de menor, y avisaron al 061 para que atendiera a la mujer y dispusiera su traslado a un centro sanitario.


- Te recomendamos -